martes, 17 de mayo de 2016

Clásicos dentro del cine para adultos

Aunque en luces en la ciudad somos tirando a clásicos y me refiero a cine de los años 30 hasta los años 50, hay también verdaderas joyas cinematográficas de los años 70/80 y hasta de los 90, podríamos estar hablando meses y no acabaríamos.

Hoy vamos a tocar un género distinto pero no menos atractivo y me estoy refiriendo al cine para adultos o dicho más vulgarmente, cine porno.


Es de rigor hablar hoy de la famosa película El marqués de Sade, en la que un joven Rocco Siffredi protagonizaba las escenas más duras de cine xxx hasta la fecha pero con una gran producción y unos escenarios muy fieles a la realidad.

Recuerdo perfectamente las increíbles orgias que se montaba con las chicas desnudas que desfilaban por su alcoba como si fueran hormigas y ya ni os cuento una escena concreta de sexo anal y pissing que protagonizó con una morena de pelo rizado que yo creo acabó rezando todo lo que sabía cuando terminó.

Como veréis también hay cabida en nuestro blog para el cine x adulto y es que no deja de ser cultura aunque algunos se empeñen en decir lo contrario, seguro que más de uno hemos aprendido mucho con estas peliculas...

martes, 10 de mayo de 2016

Tardes de cine clásico: Luces en la ciudad

Pienso que los románticos que adoramos el cine clásico no nos dejaremos seducir completamente por la tecnología y siempre sabremos valorar una lluviosa tarde de invierno viendo una película antigua en el sofá bien calentitos.


Hoy me ha venido a la cabeza un clásico donde los haya, Luces en la ciudad, una película del año 1.931 dirigida y protagonizada por el magnífico Charles Chaplin que sin duda hará un gran papel.

No sé si os acordaréis de la trama, pero en esta ocasión Chaplin interpreta a un pobre vagabundo que se enamora de una chica ciega que vende flores. Después conseguirá evitar que un amigo suyo millonario y alcohólico se suicide, prometiéndole éste entonces una amistad eterna por haberle salvado la vida, aunque cuando está sobrio se olvidará de todo lo prometido.

El caso es que la florista se enamora de él y lo toma por millonario y cuando él descubre que le van a embargar la casa a su chica hace todo tipo de trabajos para intentar parar el desahucio. Finalmente su amigo el millonario le deja el dinero un día que iba borracho y consigue ayudar a la chica, pero una vez sobrio el millonario niega conocerlo y hace que lo encierren en la cárcel una larga temporada por robo. El final es quizás lo más bonito de esta historia, pero os invito a que veáis la película para no fastidiarios el final...

Otro día más amigos, espero que pasemos grandes veladas hablando de cine y que no se nos olvide que estos genios fueron los precursores del actual cine moderno.